18. Museo del “tequila” y el mezcal en el DF: otra vez


Construir un museo en un espacio público –Plaza Garibaldi- con recursos públicos y cuyo tema es el mezcal, exige transparencia, así como escuchar a las comunidades y a sus maestros mezcalilleros que son los auténticos expertos, y a las instituciones, como la UNAM y la CONABIO por mencionar algunas, que han realizado investigaciones sobre mezcales y magueyes mezcaleros.
Las ideas que se tengan de los mezcales -el tequila, casi extinto, sólo es uno entre miles-, fundamentadas en prejuicios o en conocimientos reales de la bebida, definirán la orientación de los contenidos del museo, el público al que estará destinado y su funcionamiento.
Aportemos propuestas, dirigidas ya a las autoridades responsables en julio de 2009 y aún sin respuesta.
1. El mezcal se ha preservado gracias a la tradición oral de las comunidades y sus maestros mezcalilleros que lo elaboran y consumen en su vida cotidiana. Ellos son a quienes hay que convocar para que el museo tenga seriedad y no se convierta en una forma de despojo a beneficio de sabrá dios quién.
2. Debe centrar su actividad en el saboreo de mezcales, por lo que el área de degustaciones -parte central del museo y no área concesionada como pretende el GDF-, sería su alma y motor, pues cada semana contaría con maestros mezcalilleros y mezcales de distintas regiones, y los visitantes siempre desearían asistir. En un año se conocerían decenas de mezcales de diferentes regiones con sus maestros mezcalilleros, y toda la riqueza cultural que poseen. Y hasta niños tendrían cabida en las degustaciones, sólo que de los diferentes magueyes cocidos para saborear sus exquisitas mieles.
Un museo así para los capitalinos y el turismo que visita el DF, sí contribuiría a conocer, admirar y hacer propia nuestra tradición mezcalera, y ayudaría a sus creadores a preservarla.
Para quien desee conocer en detalle esta propuesta, puede asistir a la Tertulia Mezcalera del Red Fly –Orizaba 145, colonia Roma, DF- el martes 6 las 20:00, o solicitarla por mail.
http://impreso.milenio.com/node/8745122

Category: Milenio, Publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *