135. Obras históricas sobre maguey y mezcal




Existen muchas fuentes en las que se trata el tema del maguey y del mezcal. Citaré dos, ambas publicadas por Editorial Porrúa.

La primera es el Ensayo político sobre el reino de la Nueva España de Alejandro de Humboldt, publicado originalmente en Tubinga (actualmente Alemania) en 1809. El autor menciona que: “Destilando el pulque se hace un aguardiente llamado mezcal, o aguardiente de maguey que embriaga mucho. Me han asegurado que la planta que cultivan para destilar el jugo difiere esencialmente del maguey común o de pulque: me ha parecido más pequeña y las hojas menos glaucas; como no la he visto en flor no puedo juzgar de la diferencia de ambas especies.” Adelante afirma: “El gobierno español, particularmente la Real Hacienda, hace mucho tiempo que persigue con todo rigor el mezcal, que está severamente prohibido, porque su uso perjudica el comercio de los aguardientes de España. Sin embargo, se fabrica una cantidad enorme en las intendencias de Valladolid, México y Durango, principalmente en el nuevo reino de León”.



La segunda fuente es  México y sus revoluciones de José María Luis Mora, publicada en París en 1836. Mora nos dice que: “Entre los productos de las regiones templadas de México no figuran poco los del maguey: de esta utilísima planta, casi exclusiva del país, se extraen dos géneros de bebidas de un consumo puramente interior pero generalísimo. El pulque es el jugo que destila el corazón raspado de esta planta, en la cual se forma una oquedad que sirve de recipiente a la destilación de las pencas u hojas que lo dan: fermentado más o menos es una bebida saludable y refrigerante. El mezcal pertenece a la clase de aguardientes, y es una destilación hecha a fuego del pulque, o de la penca del maguey mediante la operación del alambique. Esta planta ministra igualmente materiales para cordaje, que nunca llega a ser tan flexible ni tan fuerte como el del cáñamo.”

Ambas obras, de obligada lectura, pueden compararse en www.porrua.mx o en las librerías de la editorial.

http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/9152495

Category: Milenio, Publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *